Nos reunimos para:

  •    Apoyarnos
  •    Sentirnos comprendidos y respaldados
  •    Compartir experiencias
  •    Intercambiar conocimientos
  •    Aprender sobre nuestra enfermedad y cómo afrontarla
  •    Participar en actividades de grupo