ORIGEN DE LA ASOCIACION

Se creó al comprobar la inexistencia en la Comunidad de Madrid de un centro de información, donde se diera contestación a las múltiples preguntas que le surgen a las personas que han sufrido un Ictus y a sus familiares y cuidadores, a partir de recibir el alta hospitalaria y superar la fase crítica de la enfermedad.

También nos motivó a emprender esta tarea, el escaso conocimiento que del Ictus tenía y aún tiene, la sociedad madrileña, además de los escasos medios disponibles en la Sanidad Pública para el tratamiento de las secuelas, producidas por un Ictus.

OBJETIVOS

En los artículos 2º y 3º de nuestros estatutos se establecen los fines y actividades de la Asociación, entre los que cabe destacar:

  • Ofrecer toda la ayuda posible a los afectados y familiares.
  • Informar los medios públicos y privados para la rehabilitación.
  • Divulgación de los factores de riesgo.
  • Informar de los síntomas del Ictus para su pronta identificación y que pueda recibir tratamiento lo antes posible
  • Dar a conocer la existencia de las Unidades de Ictus y del Código Ictus.
  • Ayudar a la adaptación social y/o laboral de los afectados.

ACTIVIDADES

Acciones divulgativas

Organizamos conferencias, talleres, charlas y distribuimos nuestros folletos que contestan a preguntas como: ¿Que es el Ictus? ¿Cómo se produce? ¿Cómo se reconoce? ¿Qué debemos hacer ante la sospecha de padecerlo?, etc., información, que consideremos debería ser de general conocimiento.

Atención directa

Generalmente cuando se presenta un caso de Ictus, tanto los afectados como la familia carecen de toda información al respecto, están desorientados, no saben que pueden hacer, ni cómo será la previsible evolución de la enfermedad. Tienen necesidad de que alguien les escuche y conteste a sus muchas preguntas y dudas que les surgen.

En esta fase de la enfermedad es donde entramos nosotros, que aun careciendo de medios para ayudarles en sus muchas necesidades, intentamos apoyarles para salir adelante.

La demanda de ayuda podría establecerse por este orden:

  • Donde puedo seguir la rehabilitación, porque en la sanidad pública ya no me dan más sesiones.
  • Buscar un centro de rehabilitación que se ajuste a sus necesidades y economía.
  • Intentar resolver los conflictos que provoca la no aceptación del paciente de su nueva situación.
  • La falta de recursos para costearse la rehabilitación en centros privados.
  • Facilitarles información sobre las ayudas que puede solicitar y su tramitación.